Cuando redactamos este articulo desconocemos el resultado final del NSP Nuevo Sujeto Político en Catalunya y si Podem estará y formará parte del mismo.

Está resultando muy complicado adaptar las posturas de partidos con una trayectoria como EUiA e ICV, que han formado parte de la vieja política, y tienen comportamientos donde consideran que tienen derechos adquiridos, intentando garantizarse un puesto en los despachos.

Podem pide garantías y estas emanan de un código ético a través del cual todos los partidos y todas las personas que construyan este nuevo espacio de confluencia política garantice que no se volverán a cometer los excesos y abusos que han llevado a que la ciudadanía haya perdido la confianza en sus representantes.

Esta pérdida de confianza y necesidad de estas garantías en las fuerzas progresistas es mas necesario pues siempre se nos llena la boca de la palabra democracia participativa. En los partidos de derechas y más conservadores funcionan más con un formato piramidal y donde las elites deciden lo mejor para la gente.

No todo vale para ganar elecciones o al menos para Podem Catalunya. Hemos tenido experiencias fracasadas organizativamente como CSQP, donde cada diputado va por libre, o En Comu Podem donde lo único que nos une es el nombre, y todo ello es por la falta de compromiso y garantías.

Podem vino a la política a intentar cambiar la forma de hacer política e influir en el comportamiento y prioridades de los otros partidos y creemos modestamente que lo estamos consiguiendo. Podem no renunciara a su ADN que es el que nos mandato las bases y la gente:

  • Democracia Radical donde las bases deciden
  • Código ético donde se garantice el comportamiento de los que gestionan
    • Límite de mandatos
    • Limite salarial
    • No acumular cargos
  • Listas abiertas donde la gente decide
  • Proporcionalidad representativa donde todos estemos representados

Para Podem la política se hace desde abajo hacia arriba y que nadie tiene la silla asegurada.

SI SE PUEDE