Para los que no pudisteis asistir al pleno extraordinario del pasado 2 de mayo, deciros que os perdisteis un nuevo espectáculo de la alcaldesa y su gobierno y con la ayuda inestimable de la fila de animación, la cual asiste a cada pleno y en los que se encuentran el marido de la alcaldesa, Sr. Enrique Gil, el Sr. Pere Raspall, exregidor en anteriores gobiernos y que se presentó en su día por el PSC, para luego transfugarse a IUSF (“Conspiraciones de Palacio”), entre otros.

Comienzan a ser esperpénticos, los plenos donde la alcaldesa arquea sus cejas, con gesto displicente y comienza a darnos lecciones de lo que está bien o está mal según ella, claro está, autoproclamándose buena gestora, cuando los hechos y los números en Sant Fost cantan.

El endeudamiento y el abandono al que se ha visto sometido Sant Fost en estos últimos años ha sido durante su mandato, que va desde el 2008 hasta hoy, debido a la falta proyecto para nuestro municipio, tomando decisiones equivocadas como fue la construcción del Complex Esportiu de Can Llado, equipamiento que, por su magnitud y el coste de su mantenimiento, está pensado para municipios de más de 20.000 habitantes y no como el nuestro con tan solo 8.000. Este es uno de tantos ejemplos de mala gestión.

Volviendo al pleno destacaremos al Sr. Pere Raspall que ejerció la función de “reportero dicharachero”, filmando con su móvil la intervención del S. Alberto Bastida en su alegato al presupuesto, sin permiso y con el beneplácito de la alcaldesa.

Se creen que el pueblo es de ellos y no tienen que dar explicaciones de nada. En las impugnaciones al presupuesto no contestaron a ninguna de las exposiciones, actuando con el mayor desprecio, y arrogancia. Pero no nos desprecian a nosotros, sino a todos los vecinos que tienen derecho a que les responda cuestiones que afectan a su día a día y al patrimonio de nuestro pueblo

Podem Sant Fost seguirá haciendo control y oposición a la gestión del Gobierno Municipal como hasta ahora, convencidos de nuestro compromiso con todos los Santfostencs..

¡¡QUE SIGA EL ESPECTACULO!!