En el Pleno Extraordinario que se celebró el 28 de marzo en el Ayuntamiento, esperábamos ver un acto que en el que expongan propuestas por parte de todos los partidos que componen el pleno municipal, en la cual el gobierno defienda y justifique lo realizado el año anterior y proponga el nuevo presupuesto, el cual mejore lo pasado, y la oposición critique y proponga sus mejoras al mismo.

Nuestra desagradable sorpresa fue que ni el gobierno presento un presupuesto creíble, pues el tiempo nos ha demostrado que el partido de la alcaldesa IUSF, suele mentir bastante, y la oposición no existió, a excepción de los regidores de ERC que se encuentran solos contra el gobierno municipal.

Nos gustaría hacer un análisis del comportamiento de cada uno de los Grupos municipales en este pleno en que se aprobaba el presupuesto de 2017.

  • IUSF: Demagogo, y con propuestas de dudoso cumplimiento
  • PSC: Quien los ha visto y quién los ve. Un partido que ha pasado de ser alternativa de gobierno en Sant Fost a convertirse en socio de gobierno de IUSF
  • EUiA o como se hacen llamar ellos SUMEM: Aparte de considerar que están ocupando unos cargos que deberían abandonar por incumplimiento del Acuerdo Ético con Podem, ni se oponen ni proponen dicen no formar parte del gobierno municipal, pero lo apoyan, ellos sabrán por qué. Sin aportaciones al Presupuesto
  • PP y PDCat: Inexistentes, mudos y sin propuestas.

En conclusión, fue patético el pleno que para lo único que sirvió para que La Sra. Sanmartí, se hiciera autobombo como si fuera una telepredicadora, culpando a los demás de los males y carencias de nuestro pueblo y lo buenos gestores que son ella y su gobierno.

Responder a la Alcaldesa que las carencias de Sant Fost son responsabilidad suya por la nefasta gestión en los años en los que ella ha gobernado, y que por mucho que repitan una mentira no se convierte en verdad