El pasado martes 25 de abril se celebró el Pleno Municipal ordinario del mes de Abril en nuestro pueblo y en el que presenciamos una situación que no debería repetirse más.

Creemos que se están sobrepasando los límites de lo que debe de ser el debate y la discrepancia política, con ataques personales hacia los representantes públicos. Hemos asistido a un espectáculo lamentable de insultos y amenazas a un regidor por parte de un ciudadano y favorecido por el partido de la alcaldesa y sus amigos.

Fue una situación prefabricada con premeditación y alevosía. sin cámaras, cuando lo normal es que el pleno se grave, con presencia de familiares de una víctima de atropello de la B-500, cuando no es lo habitual y una moción presentada por el Grupo Municipal de ERC sobre la B-500. Si a ello le añadimos el discurso demagogo del regidor Sr. Muñarch sobre la conveniencia o no del desvío de la carretera y el show de la alcaldesa Montserrat Sanmartí sobre los culpables, con un discurso lleno de teatralidad y provocación, tenemos todos los ingredientes para asistir a un momento bochornoso de amenazas a un regidor por parte de los familiares de la víctima de la B-500, y con un clara responsable, la Alcaldesa.

La utilización que hace Independents (IUSF) del dolor de las víctimas de accidentes en la B-500 a su paso por Sant Fost, para hacer demagogia política, está siendo injusto en su forma y repugnante en su fondo, que solo pueden utilizar personas sin escrúpulos que consideran que todo vale para permanecer en el poder.

SI a la alcaldesa, le preocupase realmente los Santfostencs y su seguridad, habría hecho mucho más en todos estos años que lleva gobernando, pues posibilidades tiene, y que enumeraremos más adelante.

Ella y su gobierno son tan responsables de los accidentes y las víctimas de accidentes en la B-500 como pueda ser la Generalitat, por no haber asumido sus responsabilidades y obligaciones que la ley y la razón les otorga.

También nos gustaría apuntar el comportamiento de algunos miembros de la Plataforma de la B-500 que está entrando a nuestro parecer en una dicotomía hacia los ciudadanos de Sant Fost de los que están a favor y los que están en contra del desvío de la B-500, como si esa fuera la única alternativa posible, favoreciendo un enfrentamiento entre vecinos.

Nosotros estamos a favor de las soluciones a los problemas y en contra de la pasividad y la demagogia populista que practica la alcaldesa y los diferentes miembros del gobierno pues creemos que mientras no se consiguen soluciones definitivas hay que tomar medidas pacificadoras y existen otras que mejoran y en ocasiones resuelven los mismos, a no ser que usted y la Alcaldesa no estén a favor de encontrar soluciones.

No todo vale.