En algunas calles de nuestro pueblo nos encontramos que existen unos badenes que sirven para que los coches aminoren la velocidad, pero claro, aunque está bien poner medidas de seguridad de este tipo también es cierto que existen unas normas técnicas que definen las especificaciones que deben de tener estos reductores de velocidad.

Hay vecinos que nos han manifestado que en la Av. Aragón existen unos badenes los cuales no cumplen la normativa legal, y la inexistencia de señales de tráfico que informen de su existencia y el paso de peatones, lo hemos comprobado y es cierto (ORDEN FOM/3053/2008 de 23 de septiembre BOE 29 de octubre 2008).

Otra queja generalizada entre los vecinos es la existencia de cámaras en los semáforos de Sant Fost, que entienden que tan solo tiene un afán recaudatorio que indigna a muchos, siendo conocido nuestro municipio por ser líder en recaudación por este motivo.

Sra. Alcaldesa no haga oídos sordos a las quejas de sus vecinos, y de las explicaciones que le reclaman.

En fin, aceras que no cumplen con el ancho, vados que hacen intransitable caminar por ellas, baches, etc…

Ejemplos como este dejan a las claras la falta de inversión en nuestro pueblo en mejoras de la calzada, y que padecemos todos. La gestión ruinosa de IUSF ha llevado a nuestro pueblo al más absoluto abandono en su mantenimiento por falta de partida presupuestaria, convirtiendo en todo un acontecimiento, por ejemplo, el pintar un paso de peatones.