El martes 14 de febrero se celebró pleno ordinario municipal en la sala de sesiones, y fuimos testigos de un espectáculo bochornoso por diferentes motivos que pasamos a enumerar:

El pleno duro escasamente 1 hora, no sabemos si la prisa era porque jugaba el barça, o porque era San Valentín y querrían celebrarlo, la cuestión es que no se trataron temas tan importantes como la moción ciudadana presentada por Podem Sant Fost con la firma de las vecinas y vecinos de nuestro pueblo para la aplicación de la Ley 24/2015 en nuestro pueblo y que parece que para la Alcaldesa no es suficientemente importante y urgente.

En relación a la pregunta que se le formulo a la Alcaldesa sobre el crédito que IUSF quería solicitar de forma anómala el Sr. Juan Fernández lo despacho con un “nosotros no hemos hecho nada mal, sobre la solicitud del crédito de 2,8 millones, pero es igual porque no se presentó nadie”, que nosotros interpretamos como un “me han pillao”.

Eso sí se sacaron unas mociones de urgencia de la manga con la única intención de hacer postureo político, en relación a las cláusulas suelo de las hipotecas, y sobre la B-500 y su desvío.

DEMAGOGIA

Es curioso que la Alcaldesa que dijo en el acto de su primer año de legislatura en mayo de 2016 que en Sant Fost no había desahucios, (cuando la realidad era otra muy distinta), sea ahora la que inste a las instituciones Generalitat, Diputacio, etc…  a que pongan medios para cuestiones hipotecarias como las “clausulas suelo”, cuando este Ayuntamiento en primera persona no ha sido capaz de hacer ningún gesto en aplicación a la Ley 24/2015 sobre Vivienda y Pobreza energética.

Este pleno se celebra porque están obligados a celebrar uno cada dos meses como mínimo, pero si no se hubiese celebrado nos podríamos haber ahorrado los ciudadanos de Sant Fost el coste de lo que cobra cada uno de los 12 regidores por asistir a los plenos 125€ es decir 1500€ tan solo por una hora, ustedes valoraran.

Durant el minut 16 del vídeo podem veure com l’Alcaldessa  i regidora de Serveis Socials, Montserrat Sanmartí, diu davant de tothom que a Sant Fost no hi ha desnonaments, negant una realitat que pateixen families del nostre poble.